Portada Quiénes somos Afíliate Contacto

Sindicato Alta

Portada

Qué es ALTA

SECCIONES

DOCUMENTOS

Convenios Banca

Convenios Cajas

Afíliate

Contacto

 
 

Portada > Prensa

La mudanza rentable de CaixaBank, Sabadell y Mediolanum

Las Provincias recopilado por Sindicato Alta - 16/09/2018

 

Josep Oliu (Sabadell). / EFE

Las entidades que cambiaron su sede de Cataluña a la Comunitat compensaron la fuga de depósitos, ya libres de los vaivenes soberanistas.

Caixabank, Sabadell y Mediolanum cumplen un año como nueva banca valenciana y tienen voluntad de seguir siéndolo

«Fue una decisión acertada, pero difícil», reconocía el presidente de Caixabank, Jordi Gual, ya en febrero de este año, y los resultados en múltiples parámetros no han hecho más que confirmar esta conclusión. Las tras entidades catalanas que cambiaron de domicilio tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña no sólo han recuperado los depósitos que salieron con ocasión de la pérdida de confianza de sus inversores, sino que Caixabank, Sabadell y Banco Mediolanum han conseguido llevar ya una evolución al margen de los vaivenes de la inestabilidad política catalana que les llevó a emprender la huida hacia la Comunitat Valenciana.

Tanto Caixabank como Sabadell aseguran que el impacto inicial fue relevante y, junto al desplome de sus valores en la Bolsa, sobraron los motivos para emprender la mudanza. La cuestión es que, mientras que el Sabadell fue la primera en dar el paso el jueves 5 de octubre de decidir su traslado a Alicante, al disponer en sus estatutos, «como un as en la manga», según el presidente del Sabadell, que el consejo de administración ejerciera esta potestad sin convocar a la junta general de accionistas; Caixabank tuvo que esperar hasta la tarde del viernes 6 para trasladarse a Valencia, una vez que el Consejo de Ministros levantó esa barrera.

El Sabadell consiguió revertir pronto la situación y terminó el trimestre con un aumento de depósitos de 1.200 millones, como reconoció su presidente Josep Oliu. Por contra, Caixabank descontó 737 millones, aunque la media anual se cerró en positivo, con un superávit de 10.700 millones, ganados previamente ese año. La entidad de Jordi Gual atribuyó el dato a los primeros días del desafío soberanista, aunque después se estabilizara y empezara a revertirse el fenómeno. «Si eso ocurrió un viernes, la reversión del proceso se inició el lunes siguiente», apuntó Gual en febrero de 2018.

La interpretación de esta retirada de fondos y la generación de cuentas espejo domiciliadas en otras zonas de España no fue un fenómeno de «boicot», según Oliu, sino más bien una reacción de nerviosismo de la clientela ante el riesgo de que la entidad quedara fuera del paraguas del Banco Central Europeo. A la pregunta de si se sentía exiliado por haber tenido que trasladar la sede social del banco fuera de Cataluña Oliu respondió: «Yo no me siento exiliado. Me sentiría así si estuviera fuera de España. El banco es una realidad que está en diferentes partes».

Y es que, casi un año después, la entidad ha reafirmado esta idea. «Un banco es fundamentalmente de donde son sus clientes. Hoy Banco Sabadell es una entidad con sede social en Alicante, sede histórica en Sabadell, y tres centros corporativos muy relevantes en Sant Cugat, Madrid y la propia Alicante, donde además se encuentra nuestro centro de ''backup'' informático. La decisión fue muy meditada, con un alto componente emocional, y en ningún caso estuvo influida por un carácter político; únicamente actuamos en defensa de los intereses de nuestros clientes, accionistas y empleados. Fue una decisión adecuada, de racionalidad económica, y estamos muy satisfechos con la respuesta que ha habido en Alicante y en la Comunitat», señalan para LAS PROVINCIAS desde la entidad.

 

Volver a crecer

Aunque la tercera entidad de relevancia salida en esos días de Cataluña a Valencia no presenta resultados trimestrales en España, al ser filial de su matriz italiana, lo cierto es que ha conseguido reverdecer los posibles efectos del suceso.

El banco cerró el ejercicio 2017 con un beneficio de 13,3 millones de euros, un 41,5% menos que el año anterior, aunque lo atribuyó su consejero delegado, Vittorio Colussi, «a los bajos tipos de interés y a que en 2017 no hemos tenido ingresos extraordinarios, que sí que tuvimos en 2016. Pero lo más importante es que en 2017 ha continuado el fuerte crecimiento de nuestra actividad, por lo que estoy muy satisfecho de cómo ha ido el año».

Libres del riesgo territorial, la evolución de la banca oriunda de Cataluña ya no ha estado condicionada a las vicisitudes políticas. Mientras que Caixabank creció en el primer semestre de 2018 un 54,6% y llegó a registrar el mejor segundo trimestre en resultados desde 2011, el Sabadell elevó sus beneficios netos recurrentes un 24,4% interanual hasta los 456,8 millones (aunque asumidas las provisiones para eliminar su exposición inmobiliaria los beneficios netos hayan bajado un 67,2% hasta los 120,6 millones).

Pese a que la Bolsa ha tratado de forma desigual a cada una de ellas, teniendo un mejor recorrido Caixabank que Sabadell en doce meses, lo ha hecho al margen del calendario soberanista y ninguna se plantea dejar su casa recién estrenada.

  Ir a la web Ver artículo original

Volver a la sección

Déjanos tu comentario

     
 

¡Gracias por dejar tu opinión! Por favor procura que tus comentarios estén dentro tema, que no sean promocionales (spam), ilegales u ofensivos, de otro modo, serán borrados.

 
     
 

Nombre*:

 

E-mail*:

 

(no será publicado)

Web:

 

http://

 

 

Escriba aquí su comentario:

   

Por favor introduzca los caracteres que aparecen en la imagen de abajo:

   

Cambiar imagen

   

 

 
     
 
     
 
 
 

Últimas noticias

 
   

 

 

 
 

Protección de datos | Aviso Legal | Política de Cookies | Contacto| Establece Sindicato ALTA como tu página de inicio | Añade Sindicato ALTA a tu favoritos

Sindicato ALTA © 2018